jueves, 22 de septiembre de 2011

Con el tiempo aprendí...



Con el tiempo aprendí, que la vida es un constante cambio y aprendizaje, que Dios es lo mejor, y que en él la vida tiene sentido, todo tiene un propósito y que en el soy más que vencedora.

Con el tiempo aprendí, a disfrutar de las pequeñas cosas de la vida, porque esas pequeñeces alegran nuestro día. Que la vida es un viaje con escala, que tenemos que permanecer en ellas el tiempo necesario, y no quedarnos más de lo suficiente.

Con el tiempo aprendí, que no todos los sueños existen para hacerse realidad, que la vida es una, y que no hay segundas oportunidades, que no se pude volver a nacer.


Con el tiempo aprendí, que las personas no son como yo, y que no actúan ni piensan igual, que no siempre un te amo es sincero, ni un perdóname viene del corazón. Que las personas son capaces de lastimarte y de herirte solo porque si.

Con el tiempo aprendí, que si me dieran una segunda oportunidad de nacer de nuevo, cometería los mismos errores, tropezaría con la misma piedra, porque precisamente de esos errores, es que he aprendido.

Con el tiempo aprendí, que hay heridas que nunca cicatrizan, y cicatrices que no se borran, como mancha indeleble.

Con el tiempo aprendí, que los amigos no son sinceros, que cualquiera ocupa un lugar en tu agenda, que el que te hace reír, en un momento te hará llorar.

Con el tiempo aprendí, que es verdad el cliché de que todo pasa por una razón, que no hay mal que por bien no venga, que no todo lo que brilla es oro, y que todo en esta vida se supera.

Con el tiempo aprendí, que el destino une y separa a las personas, pero no existe ninguna fuerza que sea tan grande que haga olvidar a las personas que, por algún motivo, algún día nos hicieron felices.

Con el tiempo aprendí que hay un momento en la vida que tú sabes quién es importante para ti, quien nunca lo fue, quien ya no lo es y quien lo será siempre.

Con el tiempo aprendí, que la vida en ocasiones nos enseña más de lo que queremos aprender. Que no podemos soñar despierto, que hay que tener los pies bien puestos en la tierra.

Con el tiempo aprendí que el amor, no siempre lo es todo, que si lo acompaña el dolor, no es amor. Que no siempre (1+1= 2), a veces es (1+1=1) ó (1+1=0) ó (1+1=3) y en el peor de los casos (1+1=4) (1+1=5) y llega a extremos de (1+1=6). Con el tiempo aprendí que es mejor (1+0=1) porque siempre dará ese resultado.

Con el tiempo aprendí, que la vida es dura, pero yo soy más fuerte, que si la vida me da limones, hago limonada y las vendo y me compro lo que quiero. Que el presente no existe, que es solo una línea imaginaria que divide el pasado y el futuro.

Con el tiempo aprendi, que no son los logros lo que te hacen persona, los fracasos que has superado son los que te hace grande.

Con el tiempo aprendí, que aun me falta mucho por aprender, que en el preciso momento que tienes todas las respuesta, la vida te cambia las preguntas.

Con el tiempo aprendí…

Que nada en esta vida tiene sentido sin Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada